Aprende a preparar mantequilla de maní en casa

¿Quieres preparar tu propia mantequilla de maní casera? ¡Es más fácil de lo que piensas! Sólo necesitarás una olla, una batidora y algunos ingredientes básicos, conocida como crema de maní o cacahuate es un excelente acompañante de muchos platos, puede ser ingerida sola en su estado natural. Preparar mantequilla de maní en casa es muy fácil, todo parte de la trituración del maní como ingrediente principal, aunque si te fijas en las etiquetas de los productos de la mantequilla de maní que compras te darás cuenta que a menos que sea orgánica y esto supone que sea un poco mas costosa contiene algo más que maní, como sodio (sal), algunas contienen melaza entre otras sustancias, por esto resulta beneficioso aprender a prepararla en casa de manera orgánica.

La mantequilla de maní es una fuente de proteínas y grasas saludables, además de contener vitaminas y minerales importantes. Algunos de los beneficios para la salud de la mantequilla de maní son:

  1. Contribuye al aumento de la masa muscular: La mantequilla de maní es una buena fuente de proteínas, lo que la convierte en un complemento ideal para aquellas personas que quieren aumentar la masa muscular.
  1. Ayuda a controlar el colesterol: Aunque la mantequilla de maní contiene grasas, son principalmente grasas saludables que ayudan a controlar el colesterol y a prevenir enfermedades del corazón.
  1. Fuente de energía: La mantequilla de maní es rica en carbohidratos, lo que la convierte en una buena fuente de energía para el cuerpo.
  1. La mantequilla de maní contiene ácido fólico, que es importante para la salud del cerebro y el desarrollo del sistema nervioso.
  1. Rico en nutrientes: La mantequilla de maní es una buena fuente de varias vitaminas y minerales, como la vitamina E, el calcio, el hierro y el magnesio.

Hay personas que pueden ser alérgicos a la mantequilla de maní o algunas otras legumbres y puede causarle alguna reacción, así que alerta con esto, no deben consumirla.

Es importante tener en cuenta que, aunque la mantequilla de maní puede ser beneficiosa para la salud, es preferible consumirla con moderación ya que también contiene alto contenido calórico, también contiene fibras y oligoelementos. En definitiva es un alimento muy completo y delicioso que te llenaría de mucha satisfacción aprender a prepararlo en casa de manera natural sin la necesidad de tener que acudir al supermercado y lo más interesante es que a muy bajo costo. Puede que te interese: Receta: Galletas de avena, saludables y super fáciles de hacer.


Preparar mantequilla de maní es muy sencillo, lo primero es obtener el producto principal: El maní, el cual tienes que tostar (a menos que lo compres tostado y pelado), si por el contrario lo compras en su estado natural pues tienes que tostarlo, el proceso es el siguiente: pones un caldero al fuego, hechas el maní y lo vas tostando, si tiene la cáscara lo hechas con todo, luego de algunos 10 minutos según veas como va cambiando de color lo sacas y cuando este frío lo pelas frotándolo con tus manos, es un proceso y toma un poco de tiempo hacerlo.

Ya cuando tienes el maní tostado y pelado, lo llevas al procesador de alimentos o en su defecto la licuadora y lo vas triturando hasta que se haga una pasta, tomando en cuenta no quemar el electrodoméstico, ve poco a poco con paciencia. Con una cuchara limpia las paredes y remueve lo que esta en el fondo hasta que obtengas una pasta, una vez tengas la textura deseada, traslada la mantequilla de maní a un recipiente hermético y guárdala en la nevera hasta que esté lista para usar. ¡Y eso es todo! Ahora tienes tu propia mantequilla de maní casera.

Consume la mantequilla de maní de forma moderada ya que dos cucharadas soperas contienen al rededor de 180-200 calorías, es mejor consumirla sin aditivos ni saborizantes, aunque si deseas puedes agregarle sal al gusto, miel, aceite de coco, etc.

Hay personas que pueden ser alérgicos a la mantequilla de maní o algunas otras legumbres y puede causarle alguna reacción, así que alerta con esto, no deben consumirla.

Puedes combinarla con frutas, vegetales, avena, y darle sabor a tus comidas, ¡a disfrutar!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *